REMODELA TU PERFIL CON LA RINOPLASTIA

Remodela tu perfil con la rinoplastia

Todos tenemos complejos y no podemos evitar que los físicos son los que más nos perjudican el autoestima, pero con el avance de la tecnología cada vez es más sencillo someterte a una cirugía que además de solucionar problemas respiratorios, te haga ese “favor” que toda tu vida habías esperado: una nariz hermosa.

Las facciones femeninas aspiran a la delicadeza y cuando una mujer se siente menos bella por una malformación, empieza a considerar una cirugía plástica, y la rinoplastia es la que aparece en escena. Aunque también es una opción para el target masculino, pero la planeación toma en cuenta la fisonomía, ya que la del hombre debe evitar reducir mucho el tamaño de la nariz para no desproporcionarla de la cara. Aunque su piel se adapta menos ya que es más sebácea.

Catalogada como una intervención sencilla, la rinoplastia es de las más demandadas en la estética. Aunque se considera ambulatoria los doctores recomiendan permanecer 24 en observación en hospital.

La operación tiene el objetivo de reducir o aumentar la nariz, moldearla, cambiar la punta o el dorso o solucionar el tabique nasal. Además existen dos tipos: La cerrada (donde no hay necesidad de abrir la nariz mientras que el procedimiento se hace por los orificios de la nariz para manipular el hueso o cartílago. La abierta se realiza cuando no hay otro modo más que hacer una incisión entre la punta y la base de la nariz para separarla de su estructura ósea.

Antes de someterte a cualquier cirugía debes acudir a un diagnóstico en una clínica reconocida y un cirujano con una trayectoria que lo defina como experto en la materia. En clínica Sashida, ¡te estamos esperando!