OTOPLASTIA PARA ALEGRARTE EL DÍA

otoplastia cirugia de orejas

Recuerdas que en el cuento de caperucita roja ella dice…
– Pero qué orejas tan grandes tienes
Y el lobo contesta:
– Son para oírte mejor.

Pues esto no aplica en la vida real, no importa el tamaño de tus orejas, puedes oír perfectamente aún con unas orejas pequeñitas.

Probablemente en alguna ocasión tus orejas han sido motivo de burla, no te gusta su aspecto o simplemente consideras que no causan armonía con tu rostro, pues bien llegó el momento de dejar esos pensamientos de lado, existe una solución para ti.

La otoplastia o cirugía de orejas es la opción perfecta si quieres cambiar ese aspecto, podría decirse que es una cirugía fabulosa si consideras que es una intervención de muy bajo riesgo y con un beneficio incalculable como es la confianza en sí mismo.

El procedimiento es relativamente sencillo, se realiza una pequeña incisión detrás de la oreja (para que no se vea la cicatriz) se procede a remodelar el cartílago, reduciendo su tamaño, haciendo los pliegues naturales y al final juntarla más a la cabeza, de manera que las orejas adopten una forma y posición como el paciente prefiera y sea estético para su tipo de rostro.

Además la otoplastia es una cirugía que puede llevarse a cabo con pacientes desde 8 años, esto debido a su bajo nivel de riesgo. Se hace con anestesia local y sedación, el paciente podrá retirarse tan sólo unas horas después de haber realizado la cirugía.

Durante los 5 días previos a la otoplastia puede presentarse en algunos pacientes, un ligero edema (hinchazón) pero no te preocupes, irá desapareciendo y de esa manera comenzará a mejorar la apariencia.

Puedes ayudarte con algunos desinflamatorios y compresas de hielo en el área tratada. Otra de las ventajas de la cirugía de orejas es que inmediatamente podrá realizar sus actividades cotidianas, siempre y cuando no haga grandes esfuerzos, ni se exponga al sol. Además deberá proteger las orejas con una venda durante las noches por un lapso de un mes aproximadamente esto para evitar que el paciente pueda lastimarse.

Aunque la otoplastia sea una cirugía de bajo riesgo, es necesario realizar análisis preoperatorios y la elaboración de un historial clínico, para identificar padecimientos o alergias. Si estás preparado para realizarla en Clínica Sashida contamos con la preparación necesaria para llevarla a cabo.