LOS PROS Y LOS CONTRAS DE LA CIRUGÍA PLÁSTICA

LOS PROS Y LOS CONTRAS DE LA CIRUGÍA PLÁSTICA CLINICA CLINICA SASHIDA

¿Has decidido que te gustaría someterte a cirugía plástica? Ya sea que estés buscando una abdominoplastía, un estiramiento facial o una reducción de senos, ¿has concretado una cita? Es posible que primero quieras examinar tu decisión. La cirugía plástica es un gran paso y antes de seguir adelante, es importante que analices los pros y contras.

Una de las muchas razones por las que la cirugía plástica es tan popular, recae en sus atractivos. Para empezar, la cirugía plástica puede ayudar a mejorar tu apariencia. Es importante tener en cuenta que probablemente también veas una mejora en tu autoestima.

Como se menciona anteriormente, la mayoría de las personas que se someten a cirugía cosmética es por apariencia, pero también hay algunas otras que lo hacen por su salud. ¿Tienes sobrepeso? Si es así, la cirugía plástica en realidad puede ayudar a salvar tu vida o reducir otras complicaciones de salud como presión arterial alta y diabetes. Aquellos que padecen obesidad pueden examinar la cirugía Lapband y la cirugía de derivación gástrica. Aquellos que sólo tienen un poco de sobrepeso, pero que aún no son obesos, pueden examinar la liposucción.

Hay procedimientos que puede durar solo horas y es posible que necesites pocos días de recuperación, en esos casos los resultados son bastante rápidos y convenientes: si buscas eliminar el exceso de grasa de los brazos o los muslos, podrías pasar meses o incluso años tratando de perder peso con el ejercicio. Pero la liposucción te dará los resultados que quieres en un tiempo mucho más pequeño.

A pesar de que hay una serie de pros para someterte a cirugía plástica, también es importante examinar inconvenientes. Para empezar, puede ser costosa dependiendo del procedimiento, por ejemplo, un estiramiento facial quirúrgico completo costará más dinero que quitarse un lunar o el tratamiento de una estría. Desafortunadamente, no todos los proveedores de seguro médico cubren el costo de los procedimientos. De hecho, la mayoría no lo hace. Esto significa que probablemente será tu responsabilidad pagar el costo total de la cirugía.

También hay que admitir que existen riesgos. Los efectos secundarios que con mayor frecuencia aparecen son: dolor leve e incomodidad, pero son comunes en la mayoría de los procedimientos. También cabe la posibilidad de que los resultados finales sean diferentes a los que esperabas o también, como en todo proceso quirúrgico, pueden surgir complicaciones.

Finalmente, es importante examinar el proceso de recuperación. Para muchos pacientes puede ser la parte más difícil. Hay procedimientos quirúrgicos que tienen reglas más estrictas y a las que deben acoplar una futura buena alimentación y ejercicio. ¿Crees poder hacerlo y ser constante? Si la respuesta es “no”. La cirugía plástica no es para ti. Antes de decidir seguir adelante, asegúrate de examinar a fondo todas las opciones.

Si tiene preguntas adicionales, comunícate con tu cirujano plástico o centro quirúrgico local. De hecho, lo primero es agendar una cita de diagnóstico y consulta. La información proporcionada por un cirujano plástico experimentado puede ayudarte a reafirmar tu decisión final.