¿INDECISA ENTRE “DEPILACIÓN LÁSER” Y LUZ PULSADA?

¿Indecisa entre depilación láser y luz pulsada?

Unas piernas despampanantes es lo que todas las mujeres queremos para lucir bellas y presumir esas faldas o vestidos que nos dan tanto porte. Pero ¿estás de acuerdo que cuando no estás totalmente depilada te debes abstener? Y muchas veces optamos por cera o el casero rastrillo que no es la mejor opción pero ¿por qué desaprovechar las opciones que nos brinda la tecnología?

Si hablamos de técnica veterana sin duda el láser se lleva el premio, mientras que la luz pulsada es “la moda” hoy en día.

La depilación láser transporta la energía a través del vello y termina el viaje en la raíz que se destruye por la concentración del calor. Por su parte, la luz pulsada también llega a la raíz para destruirla con el calor pero las diferencias se encuentran en la técnica. La luz no es continua sino que son “pulsos de” y son más efectivos en todo tipo de pieles y vellos gracias a sus ondas variables. La duración de las sesiones también es mayor.

Se abarcan varios frentes al mismo tiempo, incluso se recomienda para el acné, imperfecciones, patas de gallo y eliminación de vello (hasta rostro). Trata el vello fino más superficial y el grueso más profundo. Pero se recomienda en pieles claras porque de lo contrario actuaría captando el folículo y con riesgo a quemaduras, en este caso las pieles morenas son más recomendables para depilación láser.

El único “contra” que se le podría detectar a la luz pulsada sería el tipo de aparato, pero para no caer en desconfianzas localiza la clínica con reconocimiento por sus aparatos originales y buenas técnicas de aplicación sobretodo por el personal capacitado y certificado.