CIRUGÍA PLÁSTICA: ¿CÓMO PROTEGERTE?

Cirugia Plastica Sashida

¿Estás interesado en someterte a cirugía plástica? Si es así, es probable que ya sepas a cuál procedimiento quieres realizar en tu cuerpo. Sin embargo, cabe la posibilidad de que aún no hayas tenido la oportunidad de elegir a un cirujano plástico o un centro de cirugía plástica. Si es tu caso, deberás proceder con precaución.

Para empezar, es importante saber que la cirugía plástica tiene riesgos. Es por eso que necesitas protegerte. Aunque no siempre es común, pueden surgir complicaciones durante la cirugía. Desafortunadamente, una de esas complicaciones puede ser la muerte. Además, las infecciones por tener instalaciones que no cumplen con los niveles de asepsia como lo dicta la NOM-016 en México. Es por eso que debes asegurarte de elegir un cirujano plástico reconocido o un centro con buena reputación. Esto ayudará a garantizar que tu salud esté protegida, ya que la práctica y sus instrumentos quirúrgicos estarán limpios.

Para la protección de tu salud, también es importante cuidarte después de la cirugía. Desafortunadamente, esto es algo que muchos pacientes no toman en consideración hasta que es demasiado tarde. ¡No cometas este error! ¿Podrás seguir todas las instrucciones dadas para el cuidado después de la cirugía? Si no, puedes terminarte provocando una infección u otras complicaciones similares. Es por eso que debes asegurarte de poder manejar el proceso de recuperación, sin importar cuán corto o largo sea, antes de ingresar al procedimiento.

Además de proteger tu salud, también necesitas proteger tu apariencia. A pesar de que la cirugía plástica sale bien la mayoría de las veces, hay casos de errores graves que se cometen. Estos errores a menudo resultan opuestos a los resultados buscados (y a su vez difícil y costoso de arreglar). Esto, sin embargo, puede prevenirse. Cuando desees someterte a una cirugía estética, debes elegir cuidadosamente al cirujano plástico o el centro de cirugía plástica que esté certificado por diferentes instituciones como AMCPER (Asociación Mexicana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva), ISAPS (Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética), American Society of Plastic Surgeons, etc….

¿Cómo se debe elegir a un cirujano plástico o un centro de cirugía plástica? En estos casos puedes hacer la investigación en línea realizando una búsqueda estándar en Internet con el nombre del médico sobre el que deseas obtener más información. O localmente, te recomendamos preguntar a los que están en la sala de espera si tienen algún comentario al respecto.

Si estás visitando un centro quirúrgico donde hay varios médicos, asegúrate de obtener el nombre del cirujano que realizará tu procedimiento. Asegúrate de que tenga una buena reputación, sólida formación en el campo quirúrgico y que produzca buenos resultados.

Si bien es más importante proteger tu salud y apariencia, al tratar de someterte a cirugía plástica, también debes proteger tu billetera. La cirugía plástica, como probablemente ya sabes, puede ser muy costosa (a menos que te sometas a un procedimiento, como la reducción de senos o la cirugía de derivación gástrica, existe la posibilidad de que tu seguro de salud no cubra el costo y tendrás que hacerte responsable tú mismo. Por esa razón, se recomienda comparar precios, tasas de éxito y la reputación (esto es tan importante como lo es proteger tu salud, apariencia, seguridad y billetera).

Como puedes ver, hay una serie de riesgos asociados con la cirugía plástica, pero recuerda que también hay pasos que puede seguir para protegerte. Nunca vayas a la cirugía sin antes saber todo lo que implica el procedimiento, la recuperación, los costos completos y el cirujano que hace el trabajo.