S_HilosRusosComúnmente ayudan a mantener suspendidas las mejillas, con lo que suavizan o eliminan los surcos a los lados de la nariz y boca. También son utilizados para levantar las cejas y un poco el cuello.

Aunque los hay de diferentes formas y grosores, el principio de estos hilos es el mismo: tienen unos pequeños picos o micro púas, que apuntan en sentido contrario a la dirección en que avanza el hilo. Tal y como sucede con los arpones, una vez introducidos, es muy difícil hacerlos retroceder.

Los hilos son insertados bajo la piel, de manera que se enganchen en los tejidos blandos y así se puedan suspender o tensar las partes caídas o flácidas, con lo cual se mejora notablemente la apariencia de la cara, al recobrar los tejidos el efecto de la tensión juvenil.

La aplicación de los hilos rusos es un procedimiento ambulatorio, muy sencillo y fácil. Se realiza con anestesia local. no deja cicatrices y provoca muy pocas molestias. Después de realizado el procedimiento, es posible que se presente un ligero edema en el sitio de la aplicación, el cual desaparecerá en un periodo de tres a cuartro días.

Los hilos rusos se pueden aplicar a cualquier edad, si la paciente es buena candidata desde el punto de vista estético. El efecto benéfico de los hilos rusos tiene una duración de cinco años aproximadamente, aunque de un paciente a otro, varía el periodo.

La aplicación de hilos no contraindica ningún otro procedimiento en la misma zona en el futuro. Por ejemplo, si más adelante la paciente requiera una cirugía facial, ésta se podría hacer sin problema.

Se recomienda a la paciente suspender algunos hábitos y tratamientos no indispensables, como: tratamientos naturistas, consumo de cigarro y de aspirinas, así como de ciertos antidepresivos, vitamina E, Gingko biloba, etc., ya que algunos de sus componentes pueden interferir con la anestesia o complicar la cirugía y la buena evolución del procedimiento.