S_LiftingFacialLas zonas más susceptibles de mejora son: cuello, papada, mejillas, párpados, cejas y nariz.

Aunque en algunas personas los tejidos cutáneos y musculares ceden simultáneamente en todas las zonas mencionadas, en otras la caída puede ser más acentuada solamente en alguna; por ejemplo, se pueden caer más las mejillas que la papada, o viceversa.

De ahí que cuando se hace el levantamiento facial, se actúa sólo en las regiones que lo ameriten. Por ejemplo, se pueden corregir solamente cejas y párpados, o mejillas y cuello, o mariz sola, etc. En todo caso se efectuará una evaluación del paciente, para determinar cuáles zonas requieren atención.

El recorte de piel y el reposicionamiento de los músculos de la cara se realizan a través de pequeñas incisiones. Cuando se hace cirugía de cuello y mejillas, estas incisiones se hacen en los límites de la oreja con la mejilla, o bajo el cabello, para disimularlas. Cuando la cirugía es de párpados y ceja, las incisiones se hacen en los pliegues de éstos, para hacerlas menos visibles.

Durante la primera semana el paciente notará la cara hinchada y dolor moderado, que disminuirán progresivamente. Los resultados finales podrá apreciarlos en un periodo de entre uno y tres meses.

El Lifting facial se hace con anestesia local y sedación. Es recomendable permanecer una noche en la clínica y darse de alta al día siguiente.

Esta cirugía plástica requiere análisis preoperatorios y la elaboración de un historial clínico, para identificar padecimientos o alergias.

Se recomienda a la paciente suspender algunos hábitos y tratamientos no indispensables, como: tratamientos naturistas, consumo de cigarro y de aspirinas, así como de ciertos antidepresivos, vitamina E, Gingko biloba, etc., ya que algunos de sus componentes pueden interferir con la anestesia o complicar la cirugía y la buena evolución del procedimiento.