S_AumentoGluteosExisten tres opciones para realizar este tratamiento:

a) aplicación de una prótesis

b) aplicación de grasa corporal propia (lipoinyección)

c) aplicación de acrílico hidrofílico

 

El aumento por medio de prótesis se realiza aplicando en los glúteos unas  de silicón, cohesivo muy resistente, por lo cual son prácticamente irrompibles y seguras. Las bolsas, que tienen una forma especial para contribuir a mejorarla figura, se introducen a través de una pequeña incisión realizada en el pliegue interglúteo, de manera que la cicatriz sea imperceptible.

Otro método para aumentar el tamaño de los glúteos es la lipoinyección. Este consiste en extraer grasa de otras áreas e inyectarla en los glúteos. De esta manera se consigue el volumen y la forma adecuados.

Existe un tercer método, más reciente, que consiste en la aplicación de acrílico hidrofílico. Este material nuevo proporciona buenos resultados, evitando procedimientos quirúrgicos, ya que se aplica como si fuera una inyección.

Las prótesis de silicón y el acrílico, prácticamente duran toda la vida. Lo mismo se puede decir de la grasa, sólo que en contadas ocasiones ésta puede ser reabsorbida por el organismo, parcial o totalmente y en consecuencia, desmerecer el resultado del procedimiento. Si esto sucediera, tendría que recurrirse a la aplicación de prótesis o aplicación de acrílico.

Independientemente del método que elija la paciente, en cada caso el volumen será determinado al valorar su constitución.

Cualquiera de estos procedimientos se pueden hacer por medio de bloqueo peridural o, si lo prefiere la paciente, con anestesia general.

Generalmente se da de alta al día siguiente de la operación. El periodo de recuperación es de siete a diez días.

Esta procedimiento quirúrgico requiere análisis preoperatorios y la elaboración de un historial clínico, para identificar padecimientos o alergias.

Se recomienda a la paciente suspender algunos hábitos y tratamientos no indispensables, como: tratamientos naturistas, consumo de cigarro y de aspirinas, así como de ciertos antidepresivos, vitamina E, gingko biloba, entre otros, ya que algunos de sus componentes pueden interferir con la anestesia o complicar la cirugía y la buena evolución del procedimiento.