¿PROCEDIMIENTO COSMÉTICO O QUIRÚRGICO?

 

 

Esta es una pregunta importante para nuestros pacientes y su evaluación con la cual siempre aparece esta interrogante.

Para eso vamos a tomar en cuenta una evaluación personalizada para ofrecer el mejor tratamiento posible.

Es importante al momento de plantearnos esta pregunta tener los siguientes datos presentes: zxc

Términos y datos que nos servirán para una sencilla y rápida autoevaluación, tenemos que evaluar lo que se considera como “signos avanzados de envejecimiento”  en pacientes que  generalmente nos indican ser buenos candidatos para una cirugía plástica.

Signos avanzados del envejecimiento son:
? faciales o del rostro: pliegues profundos los cuales comienzan a formarse entre la nariz y la boca también conocido como surco naso geniano, o por la comisura de la boca hasta la línea de la mandíbula.

? Mandíbula o maxilar inferior: La línea de la mandíbula pierde definición, se vuelve más “cuadrada” o líneas ligeramente más toscas o comienza a ceder y da forma a lo que conocemos como “papada”.
? Cuello: Piel suelta en el cuello, creando arrugas o pliegues horizontales de la piel con depósitos de grasa. Las bandas verticales del músculo pueden llegar a ser evidentes también.

Para los pacientes que muestran signos leves de envejecimiento, como líneas finas, arrugas y flacidez leve, los rellenos dérmicos – también llamado “inyectables” – puede restaurar el volumen a la cara y añadir contornos más definidos, sin necesidad de cirugía.
Al igual que con cualquier procedimiento cosmético que puede estar considerando, para determinar un rejuvenecimiento  facial o un tratamiento inyectable es la opción correcta para usted.