ACNÉ

No dejes que los barros y espinillas marquen tu vida…

 

El Acné es una afección cutánea que causa la formación de granos o “barros”. Pueden aparecer comedones cerrados, espinillas negras y parches rojos e inflamados de la piel. Puede ser leve o muy severo y producir cicatrices de por vida.

 

El acné se presenta cuando se taponan los orificios diminutos en la superficie de la piel. Estos orificios se llaman poros.

 

Cada poro es una abertura a un folículo, el cual contiene un cabello y una glándula sebácea. El aceite secretado por la glándula ayuda a eliminar las células cutáneas viejas y mantiene la piel suave. Cuando las glándulas producen demasiado aceite, los poros pueden resultar obstruidos. Se acumula suciedad, bacterias y células inflamatorias. La obstrucción se denomina tapón o comedón.

 

Algunos factores que pueden desencadenar el acné incluyen:

 

Cambios hormonales que provocan que la piel sea más grasosa. Pueden estar relacionados con la pubertad, los períodos menstruales, el embarazo, las píldoras anticonceptivas o el estrés.

Cosméticos o productos para el cabello grasosos u oleaginosos.

Ciertos fármacos (como los esteroides, la testosterona, los estrógenos y la fenitoína). Humedad alta y sudor abundante.

 

 

 

 

En Clínica Sashida ofrecemos un tratamiento contra el acné que consiste en la aplicación integral de radiofrecuencia y aplicaciones tópicas de medicamentos (cremas, ungüentos) los cuales ofrecen la mejora de los tejidos. Fomenta a que la piel comience a regenerar sus células con el fin de disminuir las lesiones provocadas por el acné.

 

El paciente deberá de evitar ser expuesto al sol directo para evitar manchas en la piel. Sin embargo, puede continuar con sus actividades diarias.